romance abstrACTO

Un lugar para disfrutar de la novela romántica de forma amena y divertida.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Vie Ene 15, 2010 12:30 am

Colgado en la web de Kenyon como adelanto de su próxima publicación.
Leelo aquí en V.O.


Libre albedrío.

Algunos dicen que es el don más grande otorgado a la humanidad. Es la habilidad de controlar lo que pasa con nosotros y el como tiene que pasar. La ley de la causalidad. Somos los dueños de nuestro destino y nadie puede obligarnos a hacer su voluntad a menos que se lo permitamos.

Otros dicen que el libre albedrío es un mito. Que tenemos un destino ya predefinido y no importa lo que hagamos o lo mucho que luchemos contra él, porque nuestra vida será exactamente como está escrito. Somos simplemente peones de un poder superior, que nuestro insignificante cerebro todavía no puede ni empezar a entender o comprender.

Mi mejor amigo, Acheron, me explicó esto una vez: el destino es como un tren de mercancías circulando por una vía y que solamente el conductor conoce su dirección. Cuando nosotros llegamos al paso a nivel con nuestro coche, podemos elegir entre parar y esperar a que el tren pase, o intentar pasar delante de él y arriesgarnos a que nos patee el culo.

Ésa elección es nuestro libre albedrío.

Si elegimos precipitarnos hacia adelante, el coche en el que vamos puede atascarse en las vías. Entonces podemos elegir entre intentar desatascar el coche o esperar a que el tren nos arrolle. O también podemos salir del coche y correr desafiando al destino del tren que se cierne sobre nosotros para matarnos. Si escogemos correr, nuestros pies también pueden quedar atascados en los railes, o quizás resbalamos y caemos.

Incluso podemos decirnos a nosotros mismos "no hay nada que hacer, no soy tan tonto como para desfiar al tren" y retroceder y esperar en lugar seguro. Y entonces algo nos golpea por detrás y nos arroja a la vía justo cuando pasa el tren.

Si es nuestro destino que el tren nos arrolle, lo hará. La única cosa que podemos cambiar es el cómo el tren nos convertirá en carne picada.

Personalmente, yo no creo esa tontería existencialista. Yo digo que yo controlo mi destino y mi vida. Nadie me controla. Soy en lo que me he convertido gracias a la interferencia y los secretos de una persona. Si las cosas se hubieran hecho de diferente manera, se hubiera dado la vuelta a la tortilla y ahora yo no estaría aquí y habría tenido la vida que me merecía y no la pesadilla en la que se ha convertido.

Pero no, por guardar sus más profundos secretos, mi mejor amigo me traicionó y me arrojó a esta oscuridad que estoy aprendiendo a aceptar. Nuestros destinos se entrelazaron por un suceso inesperado cuando yo era un crío, y maldigo el día en el que llamé amigo a Acheron Parthenopaeus.

Mi nombre es Nick Gautier.

Y esta es mi vida tal y como debería haber sido...

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.


Última edición por anarion el Sáb Mayo 08, 2010 10:20 am, editado 4 veces
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Vie Ene 15, 2010 12:35 am

No es por nada, pero yo con lo que he leído hasta ahora ya predigo mi destino...

Me voy a tirar a degüello a por este libro, qué curiosidad la leche

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
Sherita
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 312
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 32

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Sáb Ene 16, 2010 12:47 pm

Teniendo en cuenta que amo con locura a Nick Gautier... creo que sobran las palabras!! Deseando que salga!!!!
Volver arriba Ir abajo
LadyZarek
Miembro del grupo "Neutral"
avatar

Cantidad de envíos : 1288
Fecha de inscripción : 17/09/2009
Edad : 31
Localización : Pamplona, con Zarek.

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Sáb Ene 16, 2010 1:48 pm

Pues...espero que esté bien. Lo mejor es que seguramente saldrá Kirian, ¿no? Y Ash...
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Jue Feb 04, 2010 7:22 pm

Kenyon ha dejado en su blog de Myspace otro estracto de su libro Infinity, que puedes leer en V.O. pinchando AQUI (aunque me parece que si no estás suscrito a su blog, no lo puedes ver ).

Como es un pelín largo, y no tengo mucho tiempo, me va a llevar un ratín traduciroslo, pero no os preocupéis, que intentaré colgarlo lo más pronto que pueda (este finde, seguramente) lol!

P.D.: Ejem, alguna que no esté suscrita a su blog que pruebe el enlace, porque claro, yo lo pruebo y puedo verlo, pero no cuento bounce

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
Sherita
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 312
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 32

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Jue Feb 04, 2010 7:30 pm

Yo no estoy suscrita, estoy en el curro y puedo verlo!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Jue Feb 04, 2010 7:47 pm

Vale, pues si lo puedes ver, entonces NO PROBLEMO, como diría mi amigo Arnold lol!

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
Joana
Miembro del "Club Albariño"
avatar

Cantidad de envíos : 1429
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 50
Localización : En Belfast... de momento...

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Jue Feb 04, 2010 7:48 pm

anarion escribió:
Kenyon ha dejado en su blog de Myspace otro estracto de su libro Infinity, que puedes leer en V.O. pinchando AQUI (aunque me parece que si no estás suscrito a su blog, no lo puedes ver ).

Como es un pelín largo, y no tengo mucho tiempo, me va a llevar un ratín traduciroslo, pero no os preocupéis, que intentaré colgarlo lo más pronto que pueda (este finde, seguramente) lol!

P.D.: Ejem, alguna que no esté suscrita a su blog que pruebe el enlace, porque claro, yo lo pruebo y puedo verlo, pero no cuento bounce

Si quieres pasamelo. Ahora que le hemos dado la patada a todos esos harlequines relamidos tengo algo de tiempo [aunque estoy intentando acabar otro trozo del relato de "Revenant"]. flower

_________________
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Lun Feb 08, 2010 6:50 pm

Extracto del capítulo 1 de Infinity (la tradución, por cortesía de la irlandesa lol! lol! lol!


—Soy un cretino inepto socialmente.
—¡Nicholas Ambrosius Gautier! ¡Cuida ese lenguaje!

Nick suspiró ante el tono agudo de su madre mientras permanecía de pie en la pequeña cocina observando la camisa hawaiana de brillante color naranja. El tono y el estilo ya eran de por si espantosos, pero el que estuviese cubierta en GI-GAN-TES-CAS truchas rosas, grises y blancas (¿o eran salmones?) era infinitamente peor.

—Mamá, no puedo llevar esto a la escuela. Es... —hizo una pausa, esforzándose por encontrar una palabra que no hiciera que lo castigasen de por vida— horrible. Si alguien me ve vestido así, me convertiré en un paria relegado a la esquina de perdedores de la cafetería.

Como siempre, ella se burló de su protesta.

—Oh, cállate. Esa camisa no tiene nada malo. Wanda me dijo en la tienda de beneficencia que provenía de una de esas grandes mansiones de Garden District. Esa camisa perteneció al hijo de un perfecto y respetable ciudadano, y ya que te estoy criando precisamente para que seas eso...

Nick apretó los dientes.

—Prefiero ser un delincuente con el que nadie se mete.

La mujer dejó escapar un profundo sonido de agravamiento mientras hacía una pausa para darle la vuelta a la loncha de tocino.
—Nadie va a meterse contigo, Nicky. La escuela tiene una estricta política de no acoso.

Sí, claro. Eso no valía ni el papel donde se había firmado el "contrato". Sobre todo porque los agresores eran idiotas analfabetos que, de todos modos, no sabían leer.

¡Jesús! ¿Por qué nunca le escuchaba? Como si no fuera él quien, cada día, tuviera que meterse en el foso de los leones y atravesar los brutales campos de minas de la escuela secundaria. Honestamente, estaba harto de ello y no había nada que pudiera hacer.

Era un grandísimo idiota y un perdedor y nadie en la escuela le permitiría jamás olvidarlo. Ni los profesores, ni el director ni mucho menos los demás estudiantes.
¿Por qué no puedo darle al botón de avance rápido y así ahorrarme toda esta pesadilla de la escuela secundaria?

Porque su madre nunca le dejaría hacer algo así. Sólo los maleantes abandonaban la escuela y ella no iba a matarse a trabajar para criar a semejante escoria. Era una letanía que tenía grabada en el cerebro.

Y, al fin y al cabo, él amaba a su madre y apreciaba todo lo que hacía por él. A excepción de aquel rollo de "Haz lo que digo, Nicky. No te escucho porque yo sé lo que es mejor", y eso era algo que hacía todo el tiempo.

Él no era estúpido ni tampoco era problemático. Su madre no tenía ni idea de lo que pasaba en la escuela y cada vez que trataba de explicárselo, ella se negaba a escuchar. Era tan frustrante...

Uf, ¿no podría pillar la gripe porcina o algo así? Sólo durante los próximos cuatro años, hasta que pudiera graduarse y pasar a una vida que no incluyera una humillación constante.

Suspirando, contempló aquella mierda de camisa que deseaba quemar.

Pues muy bien. Haría lo que siempre hacía cuando su madre le hacía parecer un flamante majadero.

Actuaría como tal.

Pero esta vez no quiero hacerlo. Parezco un imbécil de dimensiones épicas.

Se un hombre, Nick. Tú puedes hacerlo. Has superado cosas peores.

Sí, muy bien. Estupendo. ¡Qué se rían! No podía impedírselo, de todos modos. Si no fuera por la camisa, lo humillarían por otra cosa. Como la tía Menyara decía siempre, nadie podía hacerlo sentir inferior a menos que él lo permitiera.

El problema era que él permitía mucho más de lo que deseaba.

Su madre puso un desconchado plato azul junto a la oxidada cocina.
—Siéntate, hijo, y come algo. Leí en una revista que alguien dejó en el club que los niños que desayunan puntúan mucho más alto en los exámenes y también les va mejor en la escuela —sonrió y levantó el paquete de beicon para que él lo viera—. Y mira, esta vez no está caducado.

Nick rió por algo que no era realmente gracioso. Uno de los tíos que frecuentaban el club de su madre tenía una tienda de comestibles en la zona y a veces, cuando había expirado la fecha de caducidad, les daba carne. De todos modos iba a tirarla.

Mientras nos la comamos rápido, no nos sentará mal.

Otra letanía que odiaba.

Pinchando el crujiente tocino, miró alrededor del pequeño apartamento al que llamaban hogar. Era uno de los cuatro que habían sacado de una antigua mansión destartalada. Constaba de tres pequeñas habitaciones: el salón—cocina, el dormitorio de su madre y el cuarto de baño. No era gran cosa, pero era suyo, y su madre estaba orgullosa del lugar por lo él también trataba de estarlo.

Al menos la mayor parte del tiempo.

Hizo una mueca mientras miraba a la esquina donde, su último cumpleaños, su madre había colgado mantas de color azul oscuro para hacer una habitación para él. Su ropa se guardaba en un viejo cesto en el suelo, junto a su colchón que estaba cubierto por las sabanas de Star Wars que había tenido desde los nueve años. Otro regalo que su madre había conseguido en un mercadillo de segunda mano.

—Un día, mamá, voy a comprar para nosotros una casa muy bonita —y llena de cosas realmente hermosas.

Ella sonrió, pero sus ojos revelaban que no creía ni una palabra de que él decía.
—Ya sé que lo harás, cariño. Ahora, come y ve a la escuela. No quiero que lo dejes como hice yo —hizo una pausa y una expresión de dolor cruzó su rostro—. Puedes ver exactamente a donde te lleva eso.

El sentimiento de culpa le atravesó como un cuchillo. Él era la razón por la que su madre había abandonado la escuela. Tan pronto como sus padres se enteraron de que estaba embarazada, sólo le ofrecieron una opción.

Renunciar al niño o renunciar a la bonita casa en Kenner, a su educación y a su familia.

Por razones que todavía no entendía, ella le había elegido a él.

Era algo que Nick nunca se permitía olvidar. Pero un día iba a recuperar todo aquello para ella. Su madre se lo merecía y, por ella, se pondría aquella horripilante camisa.

Incluso si eso iba a causarle la muerte ...

Y él sonreiría a través del dolor hasta que Stone y sus compinches le machacaran los dientes.

Nick se comió su beicon en silencio. Tal vez Stone no estaría hoy en la escuela. Tal vez se hubiese contagiado de la malaria, o la peste, o la rabia o algo así.

Sí, podía ser que el muy pelota tuviera un sarpullido en sus partes privadas.

Semejante idea le hizo sonreír de verdad mientras se metía los granulados huevos en polvo en la boca y tragaba. Se obligó a no temblar ante el sabor. Pero era todo lo que podían permitirse.

Miró el reloj en la pared y se levantó de un salto
—Me largo. Voy a llegar tarde.

Su madre lo agarró para darle un abrazo de oso.

Nick hizo una mueca.
—Deja de acosarme sexualmente, mamá. Tengo que irme si no quiero conseguir otra falta por llegar tarde.

Ella le dio una palmadita en la mejilla antes de dejarlo ir.
—Acosándote sexualmente. Niño, no tienes ni idea… —le alborotó el pelo mientras él se inclinaba para recoger su mochila.

Nick pasó los dos brazos por las tiras y atravesó la puerta a la carrera. Saltó desde el porche en mal estado y corrió calle abajo hasta la parada del tranvía.

—Por favor, que no se haya ido...

En caso contrario, estaría condenado a otro sermón del señor Peters del estilo "Nick, ¿qué vamos a hacer contigo, pedazo de basura blanca?” El viejo lo odiaba y el hecho de que Nick tuviera una beca en su estirada escuela para chicos privilegiados era algo que realmente fastidiaba a Peters. Nada le gustaría más que poder echarlo, para que Nick no pudiera "corromper" a los chicos de las familias bien.

Nick frunció los labios mientras trataba de no pensar en la manera que todas esas personas decentes lo veían, como si él no fuera nada. Más de la mitad de los padres eran asiduos en el club donde trabajaba su madre, sin embargo, a ellos los llamaban decentes, mientras que él y su madre eran considerados basura.

Toda aquella hipocresía le sentaba fatal. Pero eso es lo que había. No podía cambiar la mente de nadie, sólo la suya propia.

Nick agachó la cabeza y salió corriendo a toda velocidad al ver que el tranvía se detenía en la parada.

Oh, leches...

Adquirió velocidad y salió disparado. Alcanzó la plataforma y saltó dentro del tranvía. Lo había pillado por poco.

Jadeando, se descolgó la mochila mientras saludaba al conductor.
—Buenos días, señor Clemmons.

El anciano hombre de color le sonrió. Era uno de los conductores favoritos de Nick.
—Buenos días, señor Gautier. ¿Tu madre casi te hace llegar tarde otra vez?

—¡Cómo lo sabe usted! —rebuscó el dinero en el bolsillo y, rápidamente, pagó el billete antes de ocupar un asiento. Sin aliento y sudoroso, se echó hacia atrás y dejó escapar un profundo suspiro, satisfecho porque no iba a llegar tarde.

Lamentablemente, todavía estaba sudando cuando llegó a la escuela.

Que le den, Nick. Llegaste a tiempo. Eso es lo importante.

Con la cabeza alta, a pesar de las risitas y comentarios acerca de su camisa, atravesó el patio y las puertas como si fueran de su propiedad. Era lo mejor que podía hacer.

—¡Qué asco! ¡Está empapado! ¿Acaso es demasiado pobre para comprar una toalla?

—Parece que fue a pescar en el Pontchartrain y solo consiguió esa horrible camisa en vez de un pez de verdad.

—Eso es porque no hay manera de disimularla. Apuesto a que hasta brilla en la oscuridad.

—Yo apuesto a que por ahí hay algún vagabundo desnudo que quiere saber quién le robó la ropa. ¿Y desde cuando lleva los mismos zapatos? Creo que mi padre tenía un par igual en los ochenta.

Nick hizo oídos sordos y se centró en el hecho de que realmente eran estúpidos. Ninguno de ellos estaría aquí si sus padres no estuvieran forrados. Él era el chico de las becas. Probablemente ninguno había sido capaz de escribir su propio nombre correctamente en el examen de ingreso que él bordó.

Eso era lo que más importaba.

Su valentía duró hasta que llegó a su casillero por donde Stone y sus compinches andaban vagueando.

Estupendo, simplemente genial.

Stone Blakemoor era la clase de capullo que daba mala reputación a los deportistas del instituto. No todos eran así, y él lo sabía. Nick había tenido varios amigos que estaban en el equipo de fútbol. Jugadores de primera línea, no chupabanquillos como Stone.

Sin embargo, si uno pensaba en una mole de músculo sin cerebro, definitivamente los padres de Stone habían acertado al bautizarle con ese nombre, porque de verdad que tenía la cabeza tan dura como una piedra.
Stone resopló cuando Nick se detuvo junto a su grupo.
—¡Ey, Gautier! Anoche vi a tu madre desnuda meneando el culo delante de la cara de mi padre para que él le metiera un dólar en el tanga. También la magreó a fondo. Dice que tiene un buen par de…

Sin ni siquiera pensarlo, Nick le pegó en la cabeza con su mochila tan fuerte como pudo.

—¡Pelea! —gritó alguien, mientras Nick inmovilizaba a Stone con una llave.

Una multitud se congregó a su alrededor, gritando "lucha, lucha, lucha".

De alguna manera Stone se liberó de su brazo, y lo golpeó con tanta fuerza en el esternón que lo dejó sin aliento. Maldición, era mucho más fuerte de lo que parecía. Pegaba como un martillo neumático.

Furioso, Nick se abalanzó hacia él, tan sólo para descubrir que, de repente, uno de los profesores se interponía entre ellos.

Era la señora Pantall.

La visión de su menuda figura le calmó al instante. No iba a golpear a una persona inocente, y mucho menos a una mujer. Ella entrecerró los ojos al mirarle y señaló hacia el final del pasillo.
—A la oficina, Gautier. ¡Ahora!.

Maldiciendo por lo bajo, Nick recogió su mochila del suelo de baldosas color beige y miró a Stone que por lo menos tenía el labio partido.

Y eso que no quería meterse en problemas.

Pero, ¿qué se suponía que debía hacer? ¿Dejar que esa asquerosa comadreja insultara a su madre?

Indignado, entró en la oficina y se sentó en la silla de la esquina frente a la puerta del director. Stone y tres de sus amigos entraron justo detrás de él y se sentaron en el lado opuesto.

La señora Pantall los dejó solos para ir a hablar con el señor Peters.

Tan pronto como se fue, Stone le lanzó una bola de papel arrugado.
—¿Dónde conseguiste esa camisa, Gautier? ¿En la tienda de beneficencia o acaso la encontraste en un contenedor de basura? No, apuesto a que se la quitaste a un vagabundo.

Esta vez, Nick se negó a morder el anzuelo. Además, él podía aguantar los insultos dirigidos a su persona. Eran los que proferían contra de su madre los que le hacían pelearse como un loco.

Esa era la razón por la que la mayoría de las escuelas privadas tenían uniformes, pero Stone no quería llevar uno y como su padre casi era el dueño de la escuela...

Nick era el blanco de todas las burlas por la ropa que su madre consideraba "respetable". ¿Por qué nunca me escuchas, mamá? Aunque sólo sea una vez...

—¿Qué? ¿Ninguna réplica inteligente?

Nick levantó la mano y le hizo un gesto obsceno con el dedo corazón...

En ese mismo momento Peters salió y lo vio.

Definitivamente, la Dama de la Suerte estaba hoy de vacaciones...

—¡Gautier! –gruñó— ¡Ven aquí! ¡Ahora!

Con un profundo suspiro, Nick se levantó y entró en la oficina que conocía tan bien como su propia casa. Peters se quedó fuera, sin duda hablando con Stone, mientras que él se veía obligado a esperar. Ocupó la silla de la derecha y permaneció allí, mirando las fotos de la esposa de Peters y sus hijas. Tenían una hermosa casa con un patio y, en una foto, sus hijas jugaban con un perrito blanco.

Nick las observó con atención. ¿Cómo sería, vivir de esa manera? Él siempre había querido tener un perro, pero apenas podían alimentarse a sí mismos, así que lo del perro era algo imposible. Por no hablar de su casero, que se moriría si metían uno en el apartamento que alquilaban, aunque pocos desperfectos podía ocasionar un perro en aquella ruinosa choza.

Tras unos minutos, Peters volvió y fue hacia su escritorio. Sin decir ni una palabra, cogió el teléfono.

A Nick le entró el pánico.
—¿Qué esta haciendo?

—Voy a llamar a tu madre.

Sintió un escalofrío de terror.
—Por favor, señor Peters, no lo haga. Anoche mi madre tuvo que trabajar turno doble y esta noche le toca otra vez. Sólo va a poder dormir unas cuatro horas y no quiero que se preocupe por nada —eso por no mencionar que le batiría el culo hasta hacer mantequilla.

El seño Peters marcó el número de todas maneras.

Nick apretó los dientes mientras una oleada de ira y miedo atravesaba todo su ser.

—¿Señora Gautier? —¿podría haber más odio en su voz?— Quería hacerle saber que Nick va a ser expulsado de la escuela por lo que queda de semana.

El estómago se le cayó a los pies. Su madre iba a matarlo cuando llegara a su casa. ¿Por qué Peters no le pegaba el tiro de gracia y acababa con su sufrimiento?

Peters le miró sin piedad.
—No, estaba peleando de nuevo, y estoy harto de que piense que puede venir aquí y atacar a gente decente cada vez que le venga en gana, sin ninguna razón aparente. Tiene que aprender a controlar su temperamento. Honestamente, estoy tentado de llamar a la policía. En mi opinión, debería ser enviado a una escuela pública donde sepan manejar a niños problemáticos como él. Lo he dicho antes y lo diré de nuevo, no encaja en esta escuela.

Nick se sintió morir un poco con cada palabra. Niños como él...

Intentó abstraerse para no tener que escuchar el resto de la diatriba de Peters acerca de lo inútil que era. En su corazón, él ya conocía la verdad. Lo último que necesitaba era que alguien lo expresara en voz alta.

Tras unos minutos, Peters colgó el teléfono.

Nick le dirigió una mirada huraña.
—No fui yo el que empezó.

Peters frunció los labios.
—Eso no es lo que dicen los demás. ¿A quién se supone que debo creer, Gautier? ¿A un matón como tú o a cuatro estudiantes de matrícula de honor?

Se suponía que debía creer a quien decía la verdad, que en este caso resultaba ser el matón.
—Stone insultó a mi madre.

—Eso no es excusa para la violencia.

Al oír eso sintió como si le metieran en una trituradora de papel. El muy cerdo moralista. Nick no podía permitir que quedara sin respuesta.
—¿De veras? Bueno, pues sepa, señor Peters, que anoche vi a su madre desnuda y para tratarse de una vieja gorda no esta tan mal.

—¿Cómo te atreves —gritó, levantándose para agarrar Nick por la camisa—, mierdecilla malhablada?

—Creí que había dicho que insultar a la madre de alguien no era excusa para la violencia.

Peters temblaba mientras la rabia hacia enrojecer su piel. Su puño le apretó un poco más y una vena comenzó a latir en su sien.
—Mi madre no se desnuda por dinero en Bourbon Street. Es una mujer buena y temerosa de Dios —empujó a Nick lejos de él—. Coge tus cosas y vete.

¿Temerosa de Dios, eh? Resultaba extraño que Nick y su madre fueran a misa cada domingo y por lo menos dos veces durante la semana y la única vez que veían allí al señor Peters o a su madre eran durante las vacaciones.

Si...

Hipócrita hasta la médula. Despreciaba a la gente como Peters.

Nick recogió su mochila del suelo y salió. Había un guardia de seguridad esperando fuera de la oficina para acompañarlo hasta su casillero. Como si se tratara de un criminal.

Mejor que se fuera acostumbrando a ello. Algunas cosas corrían en la sangre. Al menos no le habían esposado.

Todavía.

Con la cabeza baja, trató de no mirar a nadie mientras que los demás estudiantes se burlaban y cuchicheaban sobre él.

—Eso es lo que pasa cuando uno viene de la basura.

—Espero que no lo vuelvan a readmitir.

—Justo lo que se merece.

Nick apretó los dientes con rabia mientras se acercaba a su armario y quitaba el candado.

Brynna Addams estaba cogiendo sus libros dos puertas más abajo. Alta y con pelo castaño oscuro era una chica muy bonita, y una de las pocas personas del círculo de Stone y su pandilla que Nick podía soportar.

Brynna hizo una pausa para mirarle. Su ceño fruncido se profundizó al ver al guardia que le acompañaba.
—¿Qué pasa, Nick?

—Me han expulsado —hizo una pausa antes de tragarse su orgullo una vez más—.¿Puedo pedirte un favor?

Ella no lo dudó.
—Claro que sí.

—¿Podrías pasarme los deberes para que no me quede retrasado?

—Por supuesto. ¿Quieres que te los mande por correo electrónico?

Y yo que estúpidamente había creído que nada podría hacerme sentir peor.
—No tengo ordenador en casa.

Las mejillas de ella se enrojecieron.
—Lo siento. Um, ¿dónde quieres que te los lleve?

Nick agradecía que ella, a diferencia de los imbéciles con los que iba, fuera alguien decente.
—Pasaré a buscarlos por tu casa al acabar la escuela.

Ella escribió su dirección, mientras que Nick recogía todos sus libros.
—Llego a casa alrededor de las cuatro.

—Gracias, Brynna. Realmente te estoy agradecido —se guardó el papel en el bolsillo trasero, y luego permitió que el guardia de seguridad le escoltase fuera del campus.

Abatido por tener que enfrentarse a su madre, caminó de regreso al gueto mientras su temor aumentaba con cada paso que le acercaba a su puerta.

Dentro de su cutre casa, su madre le esperaba con el ceño fruncido y una severa expresión en el rostro. Vestida con un albornoz rosa muy gastado, se la veía cansado y más cabreada que nunca.

Nick dejó caer su mochila al suelo.
—Deberías estar durmiendo, mamá.

Su mirada le hirió en lo mas profundo y le hizo sentir aún peor de lo que había hecho Peters.
—¿Cómo puedo dormir cuando mi hijo ha sido expulsado de la escuela por pelearse? Tú más que nadie sabes lo difícil que es para mí enviarte allí. Y lo que tengo que hacer para pagar tus libros y tu comida. ¿Por qué querrías ser tan estúpido como para desperdiciar esa oportunidad? ¿En qué estabas pensando?

Nick no dijo nada porque la verdad la mataría y no quería que ella se sintiera tan mal como él lo había hecho, más cuando ella no podía hacer nada al respecto.

Yo soy el hombre de esta familia. Era todo lo que sabía.

Cuida de tu madre, niño, o tendrás que responder ante mí. Si le llevas la contraria te cortaré la lengua. Si la haces llorar te mataré yo mismo. Su padre era bastante inútil, pero la única cosa buena de él es que siempre cumplía sus amenazas. Y puesto que ya había matado a doce personas, Nick pensó que no dudaría mucho en matarlo también a él, ya que el hombre no le tenía demasiado aprecio.

Así que reprimió su furia y se negó a decir nada.

—No te muestres tan huraño conmigo. Estoy harta de esa expresión en tu cara. Dime por qué atacaste a ese chico. ¡Ahora!.

Nick apretó los dientes con fuerza.

—Respóndeme, Nick o, que dios me ayude, pero voy a azotarte incluso a tu edad.

Tuvo reprimirse para no poner los ojos en blanco ante una amenaza tan ridícula. Incluso con solo catorce años, él era una cabeza más alto su madre y pesaba al menos cuarenta libras más
—Se burlo de mí.

—¿Y por eso serías capaz de poner en peligro todo tu futuro? ¿En qué estabas pensando? Se rió de ti. ¿Y qué? Créeme, eso no es lo peor que puede pasarte en la vida. Tienes que crecer, Nicky y dejar de actuar como un bebé. Sólo porque alguien se burla de ti no es razón suficiente para pelearse. ¿O acaso lo es?

No. Había aguantado ataques durante mucho tiempo. Lo que no podía soportar eran ataques contra su madre.
—Lo siento.

Ella levantó la mano.
—Ni lo intentes siquiera. No lo sientes de verdad. Puedo verlo en tus ojos. Estoy muy decepcionada contigo. Creí que te había educado mejor, pero al parecer estás decidido a acabar siendo un despreciable criminal como tu padre, a pesar de todo mi esfuerzo por evitarlo. Ahora vete a tu habitación hasta que me calme. Puedes quedarte allí durante el resto del día.

—Se supone que he de trabajar esta tarde. La señora Liza me necesita para que la ayude a mover mercancías en el almacén.

Ella gruñó.
—Bien. Puedes ir, pero luego vuelves directo a casa, ¿me oyes? No quiero que pierdas el tiempo con cualquiera de esos matones a los que llamas amigos.

—Sí, señora.
Nick se dirigió a su "habitación" y cerró las mantas a sus espaldas. Sintiéndose asqueado y harto de todo, se sentó en el colchón y apoyó la cabeza contra la pared, desde donde contempló los pedazos del techo descoloridos y que se iban pelando.

Y entonces lo oyó...

El sonido del llanto de su madre a través de la pared del dormitorio. Dios, cómo odiaba ese sonido.

—Lo siento, mamá —susurró, deseando haber matado a Stone cuando tuvo la oportunidad.

Algún día... algún día iba a salir de ese infierno. Incluso si tenía que matar a alguien para lograrlo.

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
LadyZarek
Miembro del grupo "Neutral"
avatar

Cantidad de envíos : 1288
Fecha de inscripción : 17/09/2009
Edad : 31
Localización : Pamplona, con Zarek.

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Mar Feb 09, 2010 2:27 pm

Realmente estoy dudando de cogerme el libro, porque dan ganas de llorar, y de eso ya tengo suficiente. Pobre Nick...no entiendo por qué Kenyon tiene que contarnos toda su vida en tropecientos libros. Esta vez no voy a engancharme. Y sale Kirian, pero creo que no basta con eso...
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Mar Feb 09, 2010 2:31 pm

JAJAJA, Susana, la vida de Nick es miserable hasta que se encuentra con Kyrian, a partir de ahí es para troncharse lol!

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
Joana
Miembro del "Club Albariño"
avatar

Cantidad de envíos : 1429
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 50
Localización : En Belfast... de momento...

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Mar Feb 09, 2010 6:36 pm

La verdad es que si que da un poco de pena el pobre niño... Espero que de mayor, cuando sea DH, vuelva a encontrarse al tal Stone...

_________________
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Mar Feb 09, 2010 6:38 pm

Ejem, digamos que Nick era miserable antes de Kyrian, luego dejó de ser miserable, y vuelve a la miserie (autoimpuesta) cuanso se convierte en DH. Vamos, que a mí mucha penita Nick luego no me da lol!

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
LadyZarek
Miembro del grupo "Neutral"
avatar

Cantidad de envíos : 1288
Fecha de inscripción : 17/09/2009
Edad : 31
Localización : Pamplona, con Zarek.

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Miér Feb 10, 2010 2:34 pm

A mí nunca me ha gustado Nick...un poco chillón el chaval (Mercedes, no me mates).
Volver arriba Ir abajo
Joana
Miembro del "Club Albariño"
avatar

Cantidad de envíos : 1429
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 50
Localización : En Belfast... de momento...

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Miér Feb 10, 2010 2:56 pm

anarion escribió:
Ejem, digamos que Nick era miserable antes de Kyrian, luego dejó de ser miserable, y vuelve a la miserie (autoimpuesta) cuanso se convierte en DH. Vamos, que a mí mucha penita Nick luego no me da lol!

Juasss, o sea, que es un misero recurrente, no? risotada

_________________
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Miér Feb 10, 2010 3:07 pm

LadyZarek escribió:
A mí nunca me ha gustado Nick...un poco chillón el chaval (Mercedes, no me mates).
En cambio a mí el Nick despreocupado, sarcástico, divertido y coñón me encantaba. Tiene cada salida es que es para partirse el pecho lol!

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
RocioDLT
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 907
Fecha de inscripción : 08/09/2009
Edad : 42
Localización : Mexico

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Miér Feb 10, 2010 8:25 pm

LadyZarek escribió:
A mí nunca me ha gustado Nick...un poco chillón el chaval (Mercedes, no me mates).

Estoy contigo. Nunca fue santo de mi devocion, pero desde que se volvio DH, menos
La verdad no lo aguanto.
Y como dice Joana es un misero recurrente.... Patetico
Volver arriba Ir abajo
LadyZarek
Miembro del grupo "Neutral"
avatar

Cantidad de envíos : 1288
Fecha de inscripción : 17/09/2009
Edad : 31
Localización : Pamplona, con Zarek.

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Lun Feb 15, 2010 4:58 pm

Es que tiene que apechugar con las consecuencias, aunque Ash tuviera su parte de culpa. Pero vamos, Nick podría comportarse como un adulto, y si averiguara la verdad sobre Aquerón...espero que eso le hiciera cambiar de opinión acerca de su ex amigo.
Y me parece excesivo toda una colección de libros para explicarnos la adolescencia de Nick. Leñes, podría escribir más libros de la saga, que hay personajes para rato.
Volver arriba Ir abajo
anarion
Miembro de "La Familia"
avatar

Cantidad de envíos : 4437
Fecha de inscripción : 29/08/2009
Edad : 43
Localización : Moaña

MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   Sáb Mayo 08, 2010 10:19 am

Tenemos un nuevo extracto de Infinity, las que sepáis inglés lo podéis leer AQUÍ
. En cuanto pueda lo cuelgo traducido lol!

_________________
Porque un gol es un gol, se meta con el pie, la cabeza o con el culo. Todos valen.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!   

Volver arriba Ir abajo
 
Infinity - Extracto del libro ¡¡¡¡NUEVO!!!!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Feria del libro antiguo en A Coruña
» He-man (DDG) en la feria del Libro
» Libro-Aprender.a.Dibujar.Un.Metodo.Garantizado.-.Betty.Edwards
» infinity Beta 20
» Un libro de cocina "Steampunk"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
romance abstrACTO :: Saga Dark Hunter :: Las Crónicas de Nick-
Cambiar a: